• EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS
  • EPIC ARTS

EPIC ARTS

Después de recorrer los pueblos de Camboya en bicicleta llevando a cabo nuestras actividades, bajé al sur, a Kampot.
Kampot es una ciudad pequeña, preciosa, con muchas casas coloniales de la época francesa, y no es tan turística como otras zonas del país. Es una ciudad tranquila, la gente viene aquí a hacer un turismo más de aventura, a hacer deporte, a bañarse y pescar en el río…; además está muy cerca del mar y de otra ciudad que se llama Kep. Kep es muy conocida por los cangrejos, hay muchísimos vendedores de cangrejos que los pescan con trampas tradicionales, es muy bonito.
En Kampot hemos llevado a cabo las actividades con Epic Arts, que promueve el desarrollo de personas con discapacidad, entre las que también se encuentran sordos. Llegué allí con unos días de antelación para poder prepararnos con tiempo, para adaptarme bien al contexto y al centro y que así el trabajo transcurriese de forma más fluida.

El objetivo de Epic Arts es dar formación artística en distintas disciplinas, especialmente danza. Muchas veces les invitan a representar sus espectáculos en otros lugares de Camboya, e incluso en algunos países extranjeros.
Fui a conocer el centro, que está dividido en muchos pabellones. En uno hay personas ensayando coreografías de danza, en otro hay personas realizando artes plásticas, especialmente síndrome de Dawn, luego también hay otro edificio con oficinas, etc. Fui a conocerlo para preparar allí conjuntamente los talleres de fotografía. La persona con la que preparé la colaboración se llama Nicole, es una chica americana que me ayudó a instalar la exposición y a tener todo listo para empezar.

Aparte del centro de formación, Epic Arts tiene otro edificio que es una cafetería-restaurante donde dan cafés y tartas caseras exquisitas. De este modo favorecen la integración laboral, ya que sus trabajadores son personas con discapacidad. Es un proyecto fantástico que nos ha encantado conocer.
Empecé los cursos con nuestro grupo de nueve alumnos, dos eran sordos y el resto tenían diferentes discapacidades. Me acompañaba un intérprete de lengua de signos y, además, los alumnos tenían todos algunos conocimientos básicos de esta lengua. Cada día teníamos seis horas de taller divididas en sesiones de mañana y tarde, lo que nos permitió trabajar de modo tranquilo, sin prisas.

Lo primero que hicimos, como siempre, fue presentar el proyecto ARTWATERENESS, les conté el trabajo que veníamos realizando y ellos me hacían preguntas acerca del mismo. Después, hicimos la visita guiada por la exposición. Así fuimos descubriendo las fotografías y comentándolas, la participación fue muy animada, especialmente al llegar a la fotografía en la que se ve el mercado de cangrejos de Kep, en la que ellos compartieron mucha información sobre la zona y la pesca. Más tarde fuimos al aula con el grupo y comenzamos a hablar de forma introductoria sobre el agua en el mundo y a través de la historia. Cómo pensaban que era el agua en el pasado, qué pasaría en el futuro, cambia la cantidad de agua, se agotará… Esto trajo un debate muy rico donde pudimos compartir muchas ideas.

ARTWATERENES_KAMPOT_EPIC_ARTS_05

Después de eso, pasamos directamente al manejo de la cámara. La mayoría ya tenía experiencia porque casi todos tenían smartphones, así que introducirles en la base del manejo fue muy sencillo. Luego pasamos a aprender las bases de la composición, mostrando imágenes y clasificándolas según si eran correctas o no (en términos de composición) y por qué. Esta actividad fue divertida y trajo mucha reflexión y comentarios hasta que ubicamos todas las imágenes correctamente.

Al día siguiente comenzamos con un poco de historia de la fotografía y seguimos con la primera actividad práctica, que consistía en tomar fotografías del agua en nuestra vida cotidiana. El grupo se dispersó por el centro buscando capturar imágenes del agua y, al regresar, revisamos las fotos y analizamos los problemas de composición que se apreciaban. Después, volvieron a repetir la tarea. La segunda vez que volvieron se notaba una gran mejoría en las imágenes tomadas. Esa tarde pasamos todas las imágenes con el proyector y así pudimos corregir mejor, analizar y comprender entre todos por qué unas imágenes estaban mejor equilibradas que otras; también pudimos detectar algunos problemas de composición o cómo el escenario es importante y debemos tener en cuenta no sólo el objeto a fotografiar sino también el fondo.

El siguiente taller estuvo enfocado a trabajar los reflejos. Esta tarea es mucho más complicada, pero el día anterior ya habíamos empezado a tener en cuenta los fondos, lo que nos ayudó mucho. Trabajar en el centro buscando reflejos era complicado; en la calle encuentras muchas más posibilidades, así que lo que hicimos fue crear algunos charcos con mangueras e intentar buscar allí reflejos. Aun así, el trabajo era un poco difícil y no todos consiguieron lo que se proponían, aunque algunos participantes sí obtuvieron imágenes muy interesantes. Al proyectar para revisar los trabajos por la tarde, pudimos ver cómo todos habían dado muy hacia delante en la composición de sus fotografías.

ARTWATERENES_KAMPOT_EPIC_ARTS_13

Al siguiente día trabajamos cómo cambia el punto de vista dependiendo de la composición de la imagen. Vimos en una revista cómo, dependiendo de lo que enfoquemos, o de lo abierta que sea la imagen, la percepción es diferente y cómo se puede engañar o manipular eligiendo el encuadre. Por ejemplo, podemos ver una botella con agua limpia, o un lavabo, que dan sensación de limpios y, al abrir el encuadre, vemos que el entorno está lleno de basura o de suciedad, lo que provoca diferentes sensaciones en nosotros. Empezaron a crear sus propias imágenes y el contraste les resultaba muy gracioso. Continuamos trabajando sobre la sombra y, para esto, salimos del centro. Hicimos la excursión al atardecer para que resultase más sencillo conseguir mejores sombras. Allí estuvimos buscando la forma de relacionar agua y sombra; usaron muchas cosas, por ejemplo vasos. Fue difícil, nos costó bastante encontrar imágenes, pero finalmente consiguieron algunas fotografías que cumplían lo que buscábamos.

El día siguiente fue un día de tema libre. Los chicos se pasearon por Kampot buscando imágenes de agua, en el río, los barcos, etc. Andando o en bicicleta con una adaptación para la silla de ruedas, las parejas se fueron en busca de imágenes mientras nos quedábamos el intérprete y yo localizables, por si tenían dudas o necesitaban ayuda. Tras unas horas, nos reunimos a ver qué tal estaba yendo el trabajo y para resolver las dudas que había. Una vez resueltas, las parejas salieron otra vez en busca de nuevas imágenes hasta que volvimos a reunirnos en el centro a la hora de comer.

ARTWATERENES_KAMPOT_EPIC_ARTS_23

La actividad les resultó cansada, pero por la tarde seguimos con el trabajo; algunos querían salir y otros quedarse; al final decidimos quedarnos en el centro, ver las imágenes y comentar el trabajo. Nos dimos cuenta de que ahora, que ya habíamos mejorado en la composición de fotografías de objetos (normalmente en planos más cerrados), nos resultaba más difícil otra vez conseguir equilibrio en planos más generales.

El último día trabajamos con ejercicios de foto cuyo objetivo era trabajar cuerpo y agua. Experimentamos cómo era el agua resbalando sobre las diferentes partes o salpicándonos, golpeándonos, etc. Algunos participantes se fueron al río, otros pasearon por Kampot y otros se quedaron en el centro y sus alrededores. Aprovecharon muy bien el tiempo y sacaron muchas fotografías, fue un gran trabajo.

ARTWATERENES_KAMPOT_EPIC_ARTS_27

Durante toda la semana íbamos imprimiendo las fotografías de cada sesión y todas estaban pegadas por grupos en las paredes del aula.

ARTWATERENES_KAMPOT_EPIC_ARTS_32

Esa tarde compusimos una recopilación de todo el trabajo que habíamos hecho en los talleres e hicimos una muestra a la que vinieron todas las personas que trabajan en el centro, profesores y alumnos. Todos sentados fuimos viendo proyectadas las fotografías. A la gente le encantó y aplaudió muchísimo al final, lo que hizo que todos estuviéramos muy contentos. Los alumnos estaban muy emocionados y me regalaron papeles con dibujos y cartas como agradecimiento.
Ese mismo día también mostró su trabajo una profesora que había realizado creaciones fotográficas con globos llenos de pintura que explotaban contra el suelo y las paredes con un grupo de estudiantes con síndrome de Dawn. A todos nos encantó verlo y el auditorio también se llenó de aplausos.
Después del evento, muchos alumnos se acercaron para expresar su interés en seguir profundizando en la fotografía. Por supuesto, les animé muchísimo a ello.

¡Gracias Epic Arts!

Primero, gracias por posibilitar esta colaboración; ha sido una semana de talleres maravillosa. Muchas gracias a los dos responsables del proyecto, Laura y Tony. Han sido encantadores y han ayudado mucho a que esta idea se pudiera llevar a cabo. También a Nicole, que ha sabido aconsejarnos y ayudarnos, resolviendo cualquier imprevisto que se presentaba. Gracias también a los intérpretes Sovannarith Pot y Chakriya Meas; los dos han sido de gran apoyo en la comunicación dentro de los talleres.
También gracias especiales al equipo que lleva el restaurante de Epic Arts, me he sentido muy cuidado por todos y cada uno de vosotros.
¡Muchas gracias a todos!

Date: May, 26-30 Skills: exhibitions & activities, ISL - LSE, ON WHEELS

Leave a Comment