TRABAJO & AFTERWORK

El trabajo de oficina nos ha poseído. Puede parecer que ser pequeño e independiente es la mejor cosa que podría pasarle a una iniciativa como la nuestra, pero, como todo, tiene sus pros y sus contras. Siendo pequeño puedes decidir de un modo más rápido y libre, lo que te da un margen de acción mayor en tu escala; pero también hay menos hombros para llevar la carga de las responsabilidades que esto conlleva y el peso por persona es mayor. Redimensionar un proyecto, planificando y lanzando una segunda área de actividad cuando todavía estás en medio de la primera, no es algo sencillo. Dejar todo preparado antes de dividir un equipo pequeño es incluso más difícil que hacerlo con uno grande. Estos días estamos viviendo una aventura mucho menos al aire libre de lo que esperábamos…

Pero, a veces, el trabajo de oficina tiene sus recompensas. Decidimos ayudar un poquito a que una reunión se hiciese realidad, así que dejamos de mirar la pantalla del ordenador durante un momento para visitar la escuela de Krousar Thmey y explorar vías potenciales de colaboración. No nos habíamos bajado de la bici cuando recibimos la llamada de Paola ¡diciendo que acababa de vernos por la ventana! Ella es la madrina de una de nuestras bicis y nos hizo mucha ilusión verla y pasar un rato juntos. Camboya te hace sentir que cosas así pueden pasar en cualquier momento. Es un poco raro cómo, al viajar por el país, nunca pierdes un sentido de conexión que te hace sentir de algún modo a todo el mundo a tu alrededor: recibes visitas de tus amigos a cuatro y cinco horas de sus ciudades, aparecen por una ventana cuando vas a una reunió, o de repente aparece un paquete sorpresa lleno de jamón,… Cenamos divinamente juntos con una amiga suya y este pequeño paréntesis nos dio el aire que necesitábamos para dar el último empujón al proyecto antes de emprender esta nueva etapa.

Date: April 4-5 Skills: ON WHEELS, the route

Leave a Comment